miércoles, 11 de febrero de 2009

Sociología del Arte. Bloque 2. ¿Experiencia individual o colectiva?

Uno de los dilemas con los que suelo enfrentarme frecuentemente está relacionado con mis recomendaciones sobre determinadas exposiciones o eventos culturales, sobre todo cuando las hago en mi familia o en mi círculo de amigos: inevitablemente surge el comentario y aún más, la petición expresa, de que sea precisamente yo quien ejerza como cicerone ante una inminente visita a dicho ámbito expositivo. Y es que, en esos casos se dan dos antagónicas circunstancias: de una parte, las expectativas de mis interlocutores acerca de mi supuesta pericia en temas relacionados con el arte y lo que ellos consideran puedo aportar a su supuesto también desconocimiento en la materia (Estaríamos, en este caso, ante una manera de entender el hecho artístico como una experiencia social que tendría algo de snob, algo de lúdico, algo de educativo, algo de colectivo…). Por otro lado, mi personal convicción de que la visita a un museo tiene mucho de recorrido espiritual no tanto por los pasillos del edificio como por las vivencias personales acumuladas desde la experiencia en la mente y en el alma. O lo que es lo mismo, una manera de entender el arte como una relación más bien individual con la obra o con uno mismo, en la que el silencio interior y exterior es clave y en la que el propio carácter del recinto museístico (es casi una catedral, un mausoleo, un cementerio objetual) así lo demanda.
Tal vez esta forma de apreciar la obra de arte tiene que ver con una reminiscencia de la identidad del artista con un sagrado hacedor, un druida capaz de generar de la nada algo bello y conmovedor. Con la consideración necesaria de lo creado como algo único, que merece un lugar de exposición concreto y específico en el que, también sin duda, todo cobra un significado distinto y también específico: qué distinta es la misma obra en el taller, conviviendo con otras en diferentes estados de creación, o en la pared o la peana de la galería de arte. Incluso qué diferente resulta su contemplación en ese mismo lugar o inmersa en la vorágine de la ciudad, ya sea en una calle (como las vacas de la caw parade) o en una plaza o rincón especialmente acondicionado para ella (y donde muchas veces ha de transformar su tamaño para adaptarse a la escala del ámbito que la rodea). No tengo muy clara la pertinencia o no de esa visión, sin duda, poco acorde con lo que la modernización del arte propuso allá a finales del siglo XIX. Es, seguramente, una manera bastante antisocial de presentar el fenómeno artístico, pero a lo peor la excesiva sociabilización del género humano no nos ha conducido necesariamente a la convivencia, a la puesta en común de nuestro ser humano, sino más bien al aislamiento casi autista de quienes simplemente se toleran porque no tienen más remedio que hacerlo.
En nuestro primer intercambio de opiniones del mes de enero os propuse reflexionar acerca de dos exposiciones más bien orientadas hacia lo colectivo (o hacia la experiencia colectiva del arte). En este caso, me gustaría más que nos centráramos en la fenomenología de la obra de arte. Para ello os he adjuntado una serie de documentos que pueden ayudaros:
- Primeramente, una reflexión de la percepción que el público tiene de la obra de arte. Ya en 1966, Eduardo Costa, Raúl Escari y Roberto Jaboby plantearon un Happening en el que sin que hubiera presencia de objeto artístico alguno, se ponía en marcha todo el merchandaising típico de este tipo de eventos, pretendiendo demostrar que muchas veces es por los mass media por lo que los espectadores llegan a conocer la labor artística, sin que el contacto directo con el objeto llegue a producirse.
- Por otro lado, como colofón del bloque teórico que acabamos de estudiar, la posible relación de la obra de arte con su creador y aún más con el espectador. O siendo más concretos, la identificación de unos con otros a través de esa magnífica metáfora que Oscar Wilde propuso en su retrato de Dorian Gray. Y de cómo la moralidad puede estar presente en el fenómeno artístico.
- Por una cuestión de espiritualidad, de compromiso social, de interés educativo, también se adjuntan documentos del Concilio Vaticano II referidos a los artistas: se trata del mensaje final que, como conclusión a sus trabajos, la Iglesia católica envió a diferentes colectivos.
En los márgenes de este artículo encontraréis información sobre una exposición que se comienza a exhibir estos días en Madrid, en el Museo Thyssen. Su contenido bordea también conceptos tratados en clase recientemente: el valor de lo artístico como sombra de lo real, como reflejo, como idea…
Y, para los más entusiastas, recordad que este fin de semana se celebra una de las ferias comerciales más importantes de nuestro país: ARCO 2009, cuya visita no me atrevo a recomendar sino desde la misma perspectiva que recomendaría asistir a una semana de la moda.
Tareas concretas para “colgar” del blog antes del viernes 13 de febrero:
1) ¿Individual o colectiva, cómo debe ser la experiencia artística?
2) Elaborar un decálogo, a la manera de cómo está escrito el prólogo de O. Wilde, en el que expreséis estas reflexiones y en el que también podéis mostrar vuestras concordancias con los tres documentos entregados en clase.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

La experiencia artística no se hace directamente, como antes, sino mediante los modernos recursos tecnológicos, que han hecho que el arte deje de percibirse individualmente para convertirse en una actividad colectiva.
Cuando hablamos de experiencia artística individual o colectiva, hablamos de términos diferentes, con una experiencia colectiva obtenemos un "boom" de ideas o pensamientos todos ellos diferentes y con critica diferente, los cuales podemos utilizar para ampliar nuestro conocimiento o nuestras ideas acerca de lo que estemos experimentando. En cambio con la experiencia artística individual puedes obtener varias ideas pero no de diferentes personas o opiniones; sino, tienes tus ideas, tienes tus criticas, tienes tus puntos de vista y todo esto es el parámetro que vas a seguir al ver esa experiencia artística individual, en la cual no puedes expresar más sentimiento que el que ves en esa experiencia de una única personas. Pero esto no quiere decir que una cosa sea mala o sea mejor que la otra sino que también contemplar es, primeramente, una experiencia individual de contextualización y, luego, de establecimiento de significado. Pintando, o contemplando una pintura, se proyectan elementos innatos y otros que se han aprendido, entrando en relación en un proceso de autoconstitución, del artista y del contemplador, ya como individuos o parte de un colectivo. También podemos decir que el significado que damos a las obras está en función de esas experiencias individuales que no se dan ante el objeto de creación sino que se producen a solas.
Por eso puedo llegar a la conclusión de que en el intercambio entre la experiencia individual y el reconocimiento colectivo es donde se produce el verdadero sentido de la experiencia artística o estética, con esa constante interacción de fuerzas residuales y emergentes.
En definitiva el papel del arte es el elemento de creación de experiencia individual y colectiva en el que la creación y la contemplación artísticas son experiencias muy relacionadas.

El arte es belleza en si misma.
La creación y las experiencias llevan la palabra arte.
Nada del arte es bueno o malo , todo es según como se mire.
Podemos perdonar el pasotismo pero no podemos perdonar la ignorancia.
Cuando pensamos en experimentar no conocemos la inutilidad futura.
Ninguna obra intenta ser bruta, sino que es bruta la persona que la ve así.
Lo escueto no es grosero sin ser antes bello.
El artista crea aquello que ningún otro puede crear.
El espectador critica para embellecer más la obra.
No hay cuadro bonito o feo, solo tienes que darle la vuelta para ver la realidad de estos dos antónimos.

Jorge Montiel Olaya
3º magisterio musical

Francisco Ruiz dijo...

Considero que la experiencia artística debe de ser tanto individual como colectiva.

Por un lado la experiencia artística individual es esencial para la meditación personal y para encontrarse con uno mismo.

Por otro lado la experiencia artística colectiva permite reunir puntos en común. De este modo nos podemos enriquecer a través de las experiencias y de las vivencias de los demás. También ayuda a ver la realidad desde perspectivas diferentes.

Mi decálogo sería el siguiente:

- El arte es la revelación y la recreación del ser humano, ya que en el arte se revela el hombre como capacidad de admiración, de asombro y de goce.

- El artista no es solo artista, sino también persona y la creación artística se integra en el núcleo responsabilizador de toda acción humana.

- En el arte siempre habrá hueco para la literatura.

- Un artista no es mejor o peor que otro por la técnica que utilice.

- Siempre hay opiniones diversas sobre una obra.

- El valor educativo de una obra de arte ha de ir a favor del progreso de la humanidad, pero en ocasiones no ocurre.

- La educación es un arte que proporciona las reglas prácticas para enseñar u orientar.

- El valor material de una obra es mayor cuando el autor de dicha obra es famoso, aunque eso no significa que la obra de un artista famoso sea de mayor calidad que la de un artista menos conocido.

- La subjetividad que esta presente en una obra no decide lo moral.

- El arte es algo que no tiene final.
Francisco Ruiz Parra (3º Educación musical)

Ida dijo...

El arte siempre va a ser colectiva y individual a la vez, como la experiencia artística tambíen. Aúnque cada espectador siente y vea diferentemente una obra, su perspectiva está influido del entorno dónde se ha socializado.

Por la socialización aprendemos a entender que es la belleza y está concepción cambia durante la vida. Estamos siempre influidos de la gente que conocemos, lo que leemos y vemos, el entorno físico, los mass media etcetera. En el artículo de Costa, Escari y Jacoby (1966) vemos que es posible creer una impresión del arte por la redacción y la transmisión.

Por eso creo que aunque es importante emfatizar la libertad que tiene cada espectador de interpretar que refleja para el una obra, no podemos quitar el afecto que tiene la colectividad a al experiencia. Si todo el colectivo le gusta una exposición, si todas los mas media hablan de un artisto, nuestra actitud y expectaciones van a estar diferentes cuando vemos sus obras.

Eso no signífica que pensaramos o sentiremos lo mismo si vamos a la exposición con un grupo, pero la conexión entre la colectiva y la individual siempre va estar presente.

Lo importante es, como también dice Wilde, recordar que aúnque la discussión de una obra es colectiva, eso no signífica que tenemos que llegar a un acuerdo con la interpretación, la diversidad de opinón hace vital la obra.

Eso daría material para un otro gran debate sobre si hay maneras mejores y peores para entender el arte, o si todo está aceptado. Quanto necesitamos saber de una obra o artista para entender el mensaje que ha querido transmitir el artista? O está suficiente con nuestro reflejo individual?


La interpretación de una obra es individual.
La influencia del entorno social a la vista de un espectador del arte es inevitable.
La belleza es individual y colectiva a la vez.
Una concepción de la belleza no es mejor que una otra.
No podemos juzgar el arte, sino los medios utilizados por el.
El arte puede reflejar todo, el malo y el bueno.
No existe una vista objetiva de una obra.
El arte es un reflejo de tres elementos: el artista, el entorno y el espectador.
El arte debería ser libre de la influencia del poder y economía.
El arte nos da la posibilidad de entender más de nos mismos y de la vida.


Ida Hummelstedt

sara dijo...

Todo experiencia en mi opinion tiene un caracter individual y uno colectivo , el hombre es egoista , piensa antes por si mismo , pero a la vez vivimos en sociedad , somos seres sociales por naturaleza y es inevitable compartir nuestras impresiones , opiniones y emociones con el resto.
La sensacion al ver un cuadro , scuchar una cancion ...es individual , cada persona lo siente de una manera , pero este sentimiento intentamos expresarlo con el resto, dialogar , comentar sobre ello , aunque cada uno conserve su punto de vista.
En cuanto al decalogo:
1.- El arte debe salir de lo intimo del autor , del alma.
2.-El arte es libertad solo nos encarcelan las palabras al definirlo.
3.-Todos tenemos el arte dentro ( aunque no todos en el mismo grado).
4.-El arte no se juzga , se admira o se evita.
5.-El arte nunca muere.
6.-El arte no se aprende , solo se perfecciona.
7.-El artista no pretende gustar , realiza sus obras porque no puede evitar hacerlo.
8.-Si se negocia con arte tambien con el alma que lo creó.
9.-El arte esta relacionado con la cultura , ambos se influyen continuamente.
10.-Todo tipo de arte nos enriquece y por ello , merece todo nuestro respeto.
un saludo a todos de Sara Martinez Cabello. 3ºmagisterio musical.

nerea dijo...

En el intercambio entre la experinecia individual y el reconocimiento colectivo es donde se produce el verdadero sentido de la experiencia artística, con una constante interacción de fuentes emergentes.
Creo en contraponer el rol del autor como provocador inteligente que prolonga la huella del artísta hacia lo social y a la vez es capaz de introducir el valor de uso en el campo del arte con el fin de desestabilizar los modelos establecidos.
Lo individual del ser humano consigue plagarse por la afirmación vital de sus actos, bien sea por la formación de su personalidad, que pueda hacer de la vida misma una obra de arte o bien por la dimensión de la sombra que proyectan sus creaciones. Conquista de sí mismo, conquita del mundo.
Así el movimiento cultural también se apropia del instinto de individualización y del recuerdo de la memoria. El objeto artístico que expresa permanentemente las virtudes estéticas y vitales en su proceso de individualización con el propósito de permanencia en el culto colectivo.
Por eso mismo en el objeto artístico cualquier persona encuentra los vestigios de la experiencia de su propia vida y en esta referencia contante a la vivencia de todos y cada uno, la obra se "actualiza" y se enriquece.

Mi decálodo sobre arte:

1. Arte como afirmación de la forma
2. No todo lo que comemos nos gusta, no todo lo que no nos gusta es bueno, por tanto, no todo lo que nos gusta deja de ser ARTE (ajajaja)
3. El Arte visión subjetiva que comunica emociones.
4.Con el Arte te conozco y me conozco

Barbi dijo...

En mi opinión imponer o dictaminar cómo deber ser la experiencia artística parte de un apriori erróneo. La experiencia artística en sí misma es libre y está condicionada, determinada y construida, individual o colectivamente según, no sólo el creador de ésta, sino también, el público objetivo.

En palabras de Orson Well, “ningún artista desea demostrar nada, ya que hasta las verdades o en ese caso las expresiones artísticas pueden ser demostradas”, o también en su célebre frase: ”la más alta, como la más baja forma de crítica, es siempre una especie de autobiografía”.

Partiendo de este apriori, la experiencia artística, tanto su idea original, proceso de creación, análisis, y su conclusión o crítica final, pueden ser tanto individual como colectiva, y serán así en tanto y cuanto lo dictamine el artista o el receptor de la misma, que en infinitos casos, podrían ser autobiográficos de ésta.

Por tanto, es tan válida la experiencia individual de una persona en la que los factores tales como el silencio interior, el pensamiento profundo y crítico, o la imaginación y creatividad personalizada de ésta, se vuelven determinantes a la hora de dictaminar si la experiencia artística es individual, como la experiencia colectiva, en la que no sólo el resultado de una obra/experiencia es percibido por un colectivo (el ejemplo claro reflejado en el blog de la “Caw Parade” en la que te encuentras elementos artísticos que conviven en la calle Velázquez de los ejecutivos que salen del Royal Bank of Scotland, así como de la convivencia armónica de los jóvenes que frecuentan la plaza del dos de Mayo); sino también puede ser creado por un colectivo, o expresado de una forma colectiva.

En esto último, la experiencia artística es creada o dirigida hacia un colectivo, de tal forma que la interacción de ideas y opiniones, criticas o elecciones en masa, materializan dicha creación.

En mi opinión la libertad para dictaminar si la experiencia artística debe ser individual o colectiva, es lo que dan credibilidad e importancia a tal obra. Con límites en este sentido, se pierde el concepto de arte.

Mi decálogo:

1.El arte parte de la libertad humana, libertad que se materializa en un conjunto de elecciones que permiten la individualidad o colectividad de cualquier experiencia artística

2.A veces es más importante el valor de una obra en sí mismo que la manera de percibirlo o expresarlo.

3. Sin perjuicio de lo anterior, buscar, insistentemente la complicidad de una obra para expresar su belleza, nos lleva a equivocarnos en la manera de expresar el arte, que es bello en sí mismo.

4.Ser uno mismo, en el arte también, es claro reflejo de la transparencia de una cultura, de un personaje o una doctrina.

5.Los medios de comunicación condicionan al arte su libertad como expresión artística.

6.La crítica constructiva hace grande al arte y dota de más libertad la expresión artística

7.La belleza de la expresión artística está en quién la percibe. No es bello lo que no queremos que sea bello

8. La búsqueda de nuestros propios principios morales basados en libertad y respeto son síntomas de una creación artística “sana”

9. Lo pequeño es bello porque busca el detalle, lo grande es feo porque busca exhibirse. El arte es grande o pequeño según lo miremos.

10. Sin arte no somos nadie

Bárbara Garrido

Anónimo dijo...

La experiencia artística puede ser individual y también colectiva. En la experiencia colectiva existe el elemento individual porque todos interpretamos cosas en maneras distinctas. En la experiencia individual existe el elemento colectivo porque somos influidos por los medio de comunicación, la educación, familia, amigos...

La experiencia individual del arte es crear una imagen tu mismo de la obra y intentar a interpretar el mensaje y llegar a conclusiones. No es necesario prestar atención a lo que todos los demas estan pensando y intentar ver lo que todos los demas estan viendo.

La experiencia colectiva es tener una conversación y un intercambio de ideas, es interpretar y criticar los concluciones de los demas. La experiencia colectiva ofrece oportunidades de compartir nuestros experiencias.

La experiencia artística es individual y colectiva.
En la experiencia individual existe lo colectivo.
En la experiencia colectiva existe lo individual.
El arte es testimonio de su época, contemporal pero intemporal al la vez.
El imagen es todo.
El arte provoca, afecta y questiona.
El arte transmite un mensaje que interpretamos en maneras diferentes.
Es vital que hay opiniones diferentes sobre una obra de arte.
El arte puede expresar todo.

Alice Granroth
Estudiante Erasmus

nerea dijo...

Quería decir: Decálogo
5.El Arte como ausencia
6.El Arte como catársis
7. Con el Arte conseguimos que la razón sea libre.
8. El artista promueve una exaltación con su propio yo. En el inicio de lo humano está la imagen,lo que le significa y le diferencia.
9.La imagen expresa el misterio que la palabra nunca alcanza, por lo tanto es el origen y toda representación simbólica nos suministra imágenes del inconsciente, así el artista puede proyectar esas imágenes y convertirlas en objeto.
10. ARTE: etra,tera, TARA,TRAE, trea, rate, RETA...


Nerea Olinaga Setien
Tercero de Musical

Yolanda dijo...

Pienso que el arte lleva inmerso ambas experiencias.

Por un lado el ate es una experiencia individual porque cada

uno de nosotros posee inteligencia, corazón, alma, mente y espíritu singulares, en permanete cambio, en un proceso de conocimiento contínuo; por ello cada uno tendrá una manera distinta de interpretar una obra de arte.



Por otro lado es una experiencia colectiva porque contribuye a enriquecer las ideas de cada uno de los espectadores siempre y cuando las pongamos en común y se comparen desde diferentes puntos de vista.



Decálogo:

- Toda obra de arte es necesariamente ambigua.

- La misión del arte no es copiar la naturaleza, sino expresarla.

- Arte, un desafío a la desesperación.

-Si el mundo fuera obvio,el arte no existiría.

- El arte es la más bella de las mentiras.

- El arte es, en cierta manera, una crítica a la realidad.

- El arte no es una cosa, sino un camino.

- El arte tiene don de lenguas.

- El arte no es imitación, sino ilusión.

-La síntesis espiritual de un país es su arte.



Yolanda Moreno Cruz. 3º Educ. musical

Anónimo dijo...

Para mí, la experiencia artística debe ser individual, y esto es debido a que una obra a cada persona, le transmite un mensaje o una sensación diferente; esa forma de ver una obra, no tiene porque ser igual a lo que piensa cualquier otra persona sobre ella o lo que explica el mismo autor sobre su creación, pero no quiere decir que no sea válida, simplemente que nuestra forma de ver o enfocar esa obra es diferente, y eso es una de las cosas más interesantes del arte para mí, que cada persona puede ver muchas cosas diferentes en una sola composición. Estoy de acuerdo también en que es interesante acudir a las exposiciones y eventos acompañados, ya que es interesante contrastar opiniones sobre lo que se percibe con la obra y también guiarse por lo que ha querido representar el autor pero como he dicho antes, lo más importante es la relación del interior de cada persona, con la creación.

Mi decálogo, sería el siguiente:
-La perspectiva, es el filtro que tenemos para ver las cosas.
-El artista es el responsable de que la gente tenga imaginación.
-Los medios de comunicación nos sitúan en una realidad ficticia e insípida.
-La confusión es la prueba de que un artista ha hecho bien su trabajo.
-La realidad nos hace viajar por el espacio, mientras que el arte, nos hace poner los pies en el suelo.
-La relación entre una persona y la obra, es como un baile, en el que la obra dicta el ritmo.
-La soledad es el cincel con el que el artista talla su creación.
-El arte es la máxima expresión de un mínimo del hombre.
-Gracias al arte y a los artistas, podemos salir de este mundo finito.
- ¡Salud Musas, hijas de Zeus! que sois las que protegen el arte.

Fabio Vázquez Morales

Roberto dijo...

Creo la experiencia artística puede ser ambas cosas a la vez, porque uno puede estar llevando a cabo una acción introspectiva cuando esta rodeado de gente.
De todas formas bajo mi punto de vista, debe ser siempre un acto en intimidad, ya que solo en intimidads somos nosotros mismos. Esto no quiere decir que no actuemos igual en público, solo que el hombre es un individuo, nbo una colectividad, y como tal debe pensar y sobretodo sentir.
De esta forma al interactuar con una obra, lo debemos hacer con nuestra intimidad también, así es más facil sentir lo que sintió el autor al crearla.
Y en el papel de autor, que hay más intimo que el autor creando... Está dando vida, por lo tanto no debe estar incomodo por la presencia de nadie. Repito que no me refiero a la soledad fisica, sino a ese viaje introspectivo que dije al principio.

En cuanto a mi decálogo:
1 No copiarás
2 No codiciarás el dinero
3 Perdonarás la ignorancia
4 Castigarás el pasotismo
5 No tmerás ls critics a tu lnguaje artstico
6 Aceptarás cualquier representación artística por insignificante que te parezca, pues en ella hay un poco del autor
7 No temerás expresarte
8 Nunca destruiras ninguna pieza artística ni permitirás que se haga
9 Aprenderás a ver, oir, sentir...
10 Amarás el... amarás.

Roberto dijo...

perdón!!!! Roberto es: Roberto Sanchiz Ruiz de la Escalera 30 de Ed. Musical

Anónimo dijo...

A mi parecer, la experiencia artística ha de surgir de forma individual para progresivamente enriquecerla con aquellas que venga del exterior. Es necesario saber cuál es nuestro punto de partida para poder abrir nuestra mente aumentar nuestras perspectivas, pudiendo así estar más receptivos a la hora de aceptar otras percepciones y poder enriquecernos con ellas.

Decálogo:

1.El arte, es la forma que tiene el alma como medio de expresión.

2.El arte no es bello o feo, depende de los ojos que lo miren.

3.Todo lo que sale del alma y está hecho con el corazón es ARTE.

4.Cuando en una persona la sensibilidad es palpable, su arte es innato.

5.Si el artista no tiene que contener sus lágrimas en el momento de su creación, quizás no sea un artista.

6.El arte se tiene que ver, sentir, oler, degustar, palpar y respirar, sino, es posible que sea otra cosa.

7.Lo que diferencia al hombre del animal no es la razón, sino, su capacidad de crear cosas hermosas.

8.Aristóteles dijo: “el arte completa lo que la naturaleza no puede completar”

9.El arte es lo único capaz de despertar en el hombre los sentimientos más perfectos.

10.El arte es como una droga, si lo pruebas jamás podrás dejarlo de lado.

Yolanda Navarrete Ivars.
3ºEd. Musical.

Edu dijo...

La experiencia artística creo que debe tener ambos puntos de vista, tanto individual como colectiva.
Creo que que debe ser colectiva para saber las opiniones de otras personas y no cerrarte en las tuyas propias. Luego las puedes compartir o no.

Y por otra parte, la experiencia artística individual da lugar a la imaginación, ya que surge todo de las ideas de cada uno de nosotros. Por esto, uno puede entrar en su mundo sin que nadie tenga que saber que piensa de algo, etc...

En segundo lugar, el decálogo:

1. Todo lo que nos rodea es arte.

2. Nada también es arte.

3. Toda persona humana puede ser artista.

4. Cada artista, intenta mostrar con su obra lo que hay en su interior.

5. Para ser educador, debes tener dentro de ti un artista. (y paciencia)

6. El arte es un sinónimo del dinero.

7. Hacer arte es tener una forma de vida particular.

8. La principal finalidad del arte es disfrutar.

9. El verdadero artista es que sabe aceptar las críticas tanto negativas como positivas.

10. En toda obra de arte hay una parte morbosa.

Eduardo de la Paz 3º Musical

Felices prácticas a todos compañeros!!!!!

J.Burgos dijo...

1)¿Individual o colectiva, cómo debe ser la experiencia artística?
-Desde mi punto de vista, la experiencia artística es, o debería ser principalmente individual, si es cierto que puede ser extensiva o simultanea a muchas personas y así tomar un carácter colectivo, pero cada una de esas personas vivirá una experiencia artística personal, y completamente diferente a la de las personas que puedan compartir esa experiencia, porque como seres humanos, en nuestra intimidad, sentimientos, y vivencias, experimentamos la mas individual interpretación de todo aquello que nos rodea; de esta manera, la misma obra, los mismo estímulos artísticos, pueden significar, interpretarse y vivenciarse de maneras completamente distintas en cada persona. Por eso, cuando una obra se comparte con otras personas, se realizan exposiciones por las que pasa un gran número de gente, o varios artistas participan en la misma expresión artística, no consideraría que existiera la experiencia artística colectiva, yo diría que se desarrolla una experiencia artística simultanea a muchas personas, pero diferente para cada una de ellas.

2) Elaborar un decálogo, a la manera de cómo está escrito el prólogo de O. Wilde, en el que expreséis estas reflexiones y en el que también podéis mostrar vuestras concordancias con los tres documentos entregados en clase.

1º Todos somos artistas, y todo lo que hacemos es arte, si tú mismo crees que lo es.
2º Crea para ti y date a otros, siente lo que haces, y nunca, nunca crees para agradar la opinión de los demás.
3º Exprésate, se tu mismo, no te traiciones y pon un poco de ti en todo lo que hagas.
4º Cuando consideres que has dado lo mejor de ti, comprenderás que puedes ofrecer algo más.
5º Todo lo que haces tiene un sentido, un significado, dice aquello que tus palabras no pueden expresar.
6º No puedes afirmar, que es, y que no es arte, puedes intentar opinar.
7º Todo puede verse desde distintos puntos de vista, despertar diferentes interpretaciones, opiniones, y sensaciones. Si esas opiniones condicionan tu obra, esta pierde el sentido y deja de ser tu obra para ser lo que esperaban lo demás.
8º Cuando lo único que mueva tu interés por crear sea el dinero, solo crearas frialdad. No negocies con arte.
9º No hay cánones, todo no está hecho, ni estará hecho jamás.
10º El arte da sentido a la vida, la vida es arte, y vivir el arte más complejo.


Javier Burgos Alba
3º Ed. Musical

Anónimo dijo...

Buenas Noches Artistas:
La experiencia artística en mi opinión comienza desde lo más íntimo del alma humana para ser llevado hasta lo más profundo de quienes reciben ese arte.
Comienza desde una individualidad donde el artista se encuentra en soledad y se enfrenta a sus propios sentimientos confusos.

En su interior se encuentra una simiente, aún incipiente, aún confusa e informe que clama por darse con conocer.

Un fenómeno en el que el autor sin saber exactamente cómo empieza a conectar con su verdadera esencia, con su aténtico ser.

Este fruto en creación forma parte de una verdad inmutable, un lenguaje universal capaz de contagiar al colectivo humano.

La verdad llama a la verdad,la belleza conmueve en su estado puro, un faro en medio de la noche que clama a los corazones ciegos y perdidos, que al reencontrarse con la luz son capaces de ver el camino de vuelta a casa.

Este momento mágico entre el autor, la obra de arte y el espectador crea una sinergia única que funde individualidad y colectividad en un mismo ser.

Para llegar a esta simbiosis con el arte es necesario un escenario adecuado que permita que emerjan todos estos factores.

Decálogo:

1)Arte y vida son una misma cosa
2)El arte representa la máxima belleza.
3)La esencia del ser humano se encuentra a través del arte.
4)El arte puede ser tan sublime que de tanto placer te haga sentir dolor.
5)El arte es educación.
6)El arte consigue entrelazar el alma humana.
7)El arte alimenta
8)El artista es afortunado
9)Abrid bien los ojos¡¡la vida es arte

Sara Ropero Encabo
3º Musical

Marta dijo...

Respecto a la primera pregunta, pienso que la experiencia artística es necesariamente individual. No puede ser colectiva porque es imposible recibir, experimentar el arte de forma colectiva. Hasta ahora es imposible, quizá en el futuro la ciencia encuentre la forma de comunicarse mentalmente...por ondas electromagnéticas? ¿quizá cuando aprendamos a usar todo el potencial de nuestro cerebro? Podría esto permitir mezclar dos emociones, dos pensamientos en el momento que se producen?
Hasta ahora, el pensamiento es individual, la interpretación de un estímulo es individual.
Es cierto que esta interpretación está condicionada por la sociedad, porque nos hemos educado en ella y ella nos ha dado el enfoque, pero finalmente cada individuo es una mezcla peculiar de cosas, de condicionantes genéticos, de experiencias, de momentos y de formas diferentes de procesar, de ordenar, de visualizar. Esta es una mezcla única y por lo tanto la experiencia lo es también.
Es cierto que las experiencias se pueden compartir, pero esto es algo posterior a la experiencia artística y tampoco estoy segura de que se compartan completamente, el lenguaje tiene sus limitaciones.
Mi decálogo:
1. El arte tiene el poder de provocar (a veces) una conexión inesperada. Una conexión entre ideas, imágenes o sensaciones.
2. La obra de arte comienza cuando el espectador la experimenta. (En la obra de Costa, Escari y Jacoby el espectador construye una obra inexistente).
3. En la experiencia artística del espectador es importante el momento de la transmisión: el lugar, el estado de ánimo, las experiencias previas...). Por eso la experiencia con una misma obra cambia con la edad, con el momento o el contexto en el que observamos la obra. (También los autores citados arriba hablan de la importancia del momento de la transmisión, mayor que el de la constitución de la obra).
4. La técnica es el vehículo del arte. Es necesaria una buena técnica, aunque ésta se posea de una forma natural, (como un niño dibujando), o se haya entrenado (cuando un músico estudia horas y horas escalas para mejorar su técnica) para conseguir expresar a través del arte.
5. La experiencia proporciona criterio al espectador. Es más fácil que la obra provoque esa conexión inesperada en un espectador experimentado.
6. El arte no "sirve" para algo, está ahí. No creo que el arte exista para reivindicar nada ni para expresar belleza. (En el mensaje del Concilio Vaticano II se observa un propósito claro de utilización del arte, que, desde mi punto de vista está en otro sitio, ajeno al arte. Wilde dice "todo arte es completamente inútil).
7. El arte puede aparecer en cualquier sitio, en un tenedor colocado de una determinada forma, en un objeto iluminado y sombreado, en un sombrero que deja libre un mechón de pelo...no siempre es intencionado.
8. Curiosamente, el arte es considerado un producto elaborado, espiritual o elevado, pero en su elaboración y en su recepción participan principalmente aspectos intuitivos y emocionales del hombre. (Wilde cita a Caliban en su prefacio de El retrato de Dorian Grey, este personaje de Shakespeare simboliza los aspectos materiales e intuitivos del hombre, su parte más salvaje, frente a Ariel, que representa lo elevado y espiritual. Este personaje, Caliban, fue luego utilizado como símbolo del "hombre natural" de Rousseau, del materialismo frente al idealismo o de las clases sociales oprimidas). Pienso que lo espirirual y lo material no pueden separarse, y que tanto el artista como el público ponen en juego su parte intelectual y emocional.
9. No creo que el arte tenga que ser "bello". ¿Y qué es bello?
10. La crítica es una autobiografía, dice Wilde, estoy de acuerdo, porque en la crítica participan todas las vivencias del espectador, del crítico.

Y eso es todo, espero no haberme enrollado demasiado.
Marta Pérez Llano
3º Magisterio. Especialidad: Música

Jon Aliende 3º Musical dijo...

Pues a mi parecer el arte se concibe para que pueda despertar sentimientos a las personas, esto es, a un colectivo. En mi caso cuando disfruto del arte, la música, prefiero hacerlo solo, pero cuando puede ser otro tipo de arte, ya sea pintura, escultura, arquitectura... me gusta hacerlo acompañado para poder comentarlo aprender de algo que en mi opinión o tengo tantos conocimientos como con la música.

Es cierto, que es complicado poder acertar con un colectivo, pero el mero hecho de que cualquier representación haga reaccionar de cualquier forma a una persona o colectivo, ya ha cumplido con su labor.

A parte, el arte puede despertar admiración colectivamente pero personalmente puede dejar indiferente.


1. Toda creación con parte del autor es arte.

2. No podemos catalogar como arte solo lo que es reconocido o lo que es socialmente reconocido.

3. Tanto amar como odiar es arte.

4. Toda persona es capaz de transmitir, por ello toda persona es artista.

5. La vida es arte.

6. El artista no crea por un reconocimiento social, sino para conocer su espíritu.

7. El arte para todos no es lo mismo.

8. No solo hay 7 artes. Todo es arte. El mundo es arte, el arte eres tú.

9. El arte no es aburrido, el arte hay que entenderlo, o por lo menos sentirlo.

10. ¡Viva el arte¡